La política de la utilidad y necesariedad. José Juan del Valle Ramírez.

El discurso político se apropia de términos económicos y burocráticos con la finalidad de dar la apariencia de formalidad y legitimidad, se presenta ante la opinión pública como el garante de lo que debe ser la política, a la vez que excluye cualquier otra organización o acción que no se adecue a su planteamiento. Es como decir que ellos son la política y que se conducen por la única vía posible descartando toda alternativa. Sin embargo no presentan ni una sola prueba de lo que afirman y se limitan a la simple enunciación de la intención de causar un efecto, pero sin contrastar los resultados. Es decir, cuando se afirma “Así se demuestra la utilidad y necesariedad de la política, como servicio público y atención a los problemas de los ciudadanos” se supone que lo que se dice ha sucedido y por tanto se pueden presentar datos que lo avalan. Pero según parece, hay políticos expertos en retórica que no requieren de ninguna demostración y para los que sobran las explicaciones. Será que saben lo que al público interesa o que ya dispone de suficiente información como para agobiarlos con datos.

Pero si tenemos en cuenta el significado literal de las palabras presentes en el discurso en relación al problema del desempleo, es obligado establecer categorías y/o unidades de medida para evaluar cómo se materializan en la práctica. La referencia a la utilidad (satisfación) y necesariedad (necesario) no determinan un resultado, si no se especifica con qué recursos se presta el servicio público y como se evalúa. Esta disparidad fáctica se produce por la confusión precisamente entre política y servicio público, que si bien guardan relación no representan lo mismo. Es decir, la política promueve, dirige y coordina los servicios públicos, pero no es el servicio público en si mismo, que debe encomendarse a un trabajador especializado que presta la atención efectiva a los ciudadanos, es decir, garantiza un derecho de forma ecuánime. El problema que se plantea es la usurpación que los políticos pretenden hacer de los profesionales públicos, dado que estos servicios y recursos ya existen y para los que bastaría realizar la tarea de coordinación y no la instrumentalización a la que acostumbran.

En este sentido “la utilidad y necesariedad de la política” no representa lo que debiera ser, es decir, la coordinación eficaz y el aprovechamiento eficiente de los recursos públicos. Si la política no desempeña esta tarea, sea por ignorancia, dejadez o interés particular, está claro que ni es útil, ni necesaria, sino más bien un obstáculo para la ciudadanía activa, que de disponer de los medios se bastaría para dar respuesta a sus problemas. Queda demostrado que la política tal como es concebida por ciertos políticos, que desprecia la participación y se sirve de los recursos públicos para sus fines particulares, no aporta soluciones a los problemas de los ciudadanos, sino que más bien resultan un problema añadido. Como ya hemos advertido anteriormente, ciertos políticos elaboran un discurso adornado de palabras que pudieran parecer que responden a las demandas de la ciudadanía, pero que en realidad sólo tienen la finalidad de ocultar la verdadera intención, mantener el control de los recursos públicos para un uso partidista que le permitan continuar en el poder.

“La utilidad y necesariedad de la política”. José Juan del Valle Ramírez.

Hay veces que la pretensión de engrandecer artificialmente un discurso consigue justamente el efecto contrario, sobre todo cuando es evidente la intención de impresionar al lector con el uso de palabros redundantes y estirados que no aportan ningún dato de interés. La frase en cuestión y que da título a esta entrada, aparece publicada en un comunicado de un partido político local en relación a las actuaciones que viene realizando en materia de empleo.  El autor del esperpento utiliza la frase para añadir una tendenciosa definición de lo que entiende por política y ante la falta de información que ofrecer a los lectores, recurre a un discurso prefabricado para justificar de alguna forma la actividad su partido. Es decir, como no hay nada que contar o lo que hay no tiene ninguna relevancia ni credibilidad, adorna el discurso con palabras rimbombantes y sobradas explicaciones que se dan por sabidas, cayendo no sólo en una horrenda deformación del lenguaje sino en la más flagrante pedantería.

La redundancia y estiramiento de palabras es una “técnica” muy utilizada en el discurso de los partidos y de la administración, pero que en nada aporta valor informativo al contenido. En el caso que nos ocupa la redundancia se produce al utilizar las palabras utilidad y necesariedad seguidas, cuando comparten el mismo significado, es decir, todo lo que es útil es necesario y viceversa. El estiramiento se produce en la palabra necesariedad, para la que hubiera bastado decir necesidad y mantendría igual su significado, porque la necesariedad no hace que algo sea más necesario. En este sentido, hubiera bastado con utilizar una de las dos palabras, utilidad o necesidad, pero nunca las dos juntas y descartando por completo necesariedad que es incorrecta. Con esta aclaración queda demostrado que la única intención del autor del comunicado ha sido la de dar al contenido más importancia de la que realmente tiene, recurriendo de forma grotesca a la repetición y alargamiento de palabras, que finalmente sólo consiguen reducir su mensaje al más absoluto ridículo.

Sobre la función de la política que el autor del comunicado propone a continuación,  es importante destacar su tendencia partitocrática, que entiende la política como un asunto de los partidos políticos y no como el medio que tienen los trabajadores de hacer valer sus derechos y hacer ciudadanía. Esta concepción de la política no es neutra, forma parte de  la ideología conservadora que tiene como objetivo la desmovilización social, que los trabajadores no tengan iniciativa y que confíen sus intereses a los representantes políticos. En consecuencia y desde el análisis crítico del discurso, el recurso de la repetición y alargamiento de palabras es coherente con los elementos ideológicos conservadores que están presentes en el modelo que presenta la partitocracia, que reduce la política a la mera gestión de las cosas y la ciudadanía a pasivos consumidores de servicios públicos, despojados por completo de todo protagonismo de participación para la resolución de los problemas sociales que les afectan.

Manifiesto de la Plataforma “Gerena libre de Fracking”.

logo gerena libre de fracking III

El “fracking” es una técnica de extracción de gas natural, que a diferencia de los métodos convencionales, se basa en la fractura hidraúlica de la roca madre (pizarras bituminosas) a varios miles de metros de profundidad. Este proceso utiliza peligrosos aditivos químicos, con efectos ecotóxicos demostrados, que ocultan su formulación bajo el derecho de patente.

Gerena y gran parte del Aljarafe Sevillano, se encuentran incluidos dentro del aprobado Proyecto PENÉLOPE para la exploración de hidrocarburos, cuyos procedimientos utilizan técnicas similares a las de explotación que se utilizarían en los yacimientos hallados.

Ante este peligro para la salud, el medio ambiente y las alternativas socieconómicas potenciales del territorio, el pasado día 21 de Marzo el pleno del ayuntamiento de Gerena declaró este municipio “Territorio Libre de Fracking”.

Sin embargo, ante la incertidumbre creada por las diferentes  administraciones y lobbys de presión, un grupo de vecinos de Gerena, nos hemos propuesto hacer partícipes a nuestros convecinos/as del irreparable daño medioambiental, las consecuencias sobre la salud y las repercusiones para futuras generaciones que  conllevaría el desarrollo de dicha técnica.

Estos proyectos que florecen en tiempos de crisis, buscan un interés económico a corto plazo sin considerar las consecuencias ambientales. Además se desmarcan de la actual estrategia energética global, que apuesta por el desarrollo y la eficiencia de las energías renovables. Su opción nos devuelve a una era energética de dependencia de unos combustibles fósiles casi agotados que finaliza. La idea de que volvemos a disponer de recursos ilimitados, no puede interpretarse más que como un recurso de marketing.

Para empeorar las cosas algunos poderes políticos y grupos económicos están presentando el fracking como la esperanza de la salida de esta crisis económica y la reducción de las insostenibles tasas de paro. Claramente han visto en el fracking su nueva forma de enriquecimiento. Mientras unos franquician el EUROVEGAS, otros intentan vender las bondades de la TEXAS del sur de Europa. Todo apunta a una nueva maniobra especulativa impulsada desde las más altas instituciones.

No nos encontramos frente a una simple crisis económica, es una crisis sistémica diseñada por los que mandan, y que manifiesta sus amenazas simultaneamente en diversas áreas de nuestra realidad; social, ecológica, ética y política.El fracking no es una solución sino una propuesta oportunista que traerá nuevos problemas a nuestra castigada comarca.

Nosotr@s negamos la falacia de que el fracking sea desarrollo y cree empleo, riqueza y prosperidad para nuestra tierra. Consideramos que su impacto negativo conllevará más paro y recesión a medio y largo plazo, condenando nuestro futuro y el de nuestr@s hij@s.

¿Asumiremos una deuda impagable con nuestros descendientes?¿Dañaremos irremediablemente nuestro medio ambiente por exprimir hasta el último metro cúbico de nuestra tierra?¿Vamos a jugarnos nuestro presente y futuro intoxicando nuestros ecosistemas por un puñado de empleos temporales?

¡NO!

Hay alternativas, pero debemos de apostar por las nuevas tecnologías que nos proveen de energías renovables, por el respeto al medio ambiente como fuente de salud bienes y servicios y por la promoción de formas alternativas de producir y de consumir.

Frente a la utopía y la insensatez de los que creen en el crecimiento infinito en un mundo cerrado, planteamos seguir abriendo el abanico de alternativas sostenibles para este hermoso territorio, que nos ofrece muchos de sus recursos naturales finitos y agotables.

Junt@s podemos evitarlo antes de que sea demasiado tarde.

Otra Gerena es posible aquí y ahora.

 

En Gerena la feria es lo primero. José Juan del Valle Ramírez.

En la situación que viven muchas familias en Gerena, resulta “poco comprensible” que la primera inversión que realice el gobierno de Margarita Gutiérrez con el dinero del convenio con la empresa minera CLC, sea la contratación de actuaciones para la caseta municipal durante la feria. Pero aun peor es que la alcaldesa no diga la verdad,  cuando afirma que “la feria de Gerena se autofinancia y que las actuaciones en la caseta municipal son a cargo del casetero”, cuando podemos comprobar en el programa de feria que parte de las actuaciones las “patrocina” la fundación cobre las cruces. Según la alcaldesa, “el ayuntamiento no dispone de liquidez para contratar a todas las familias que acuden a los servicios sociales”, la sorpresa viene cuando se comprueba lo que ya se sospechaba, que parte del dinero del convenio con CLC se ha destinado a actuaciones de feria. Estas declaraciones las realizaba la alcaldesa en la misma entrada del ayuntamiento de Gerena, en presencia de varios representantes municipales y justo después de mantener una reunión con una familia, que tras varios meses pendientes de un contrato de trabajo y sin respuesta del ayuntamiento, anunciaba su intención de iniciar un encierro si no se atendían sus demandas.

La respuesta que esta familia obtuvo de la alcaldesa y trabajadora social de los servicios sociales, fue que esperasen hasta Junio y que durante el mes de Mayo acudiesen al centro de servicios sociales, donde les suministrarán alimentos y otros productos de consumo. Es decir, mientras en Gerena y según los propios Servicios Sociales existen casi doscientas familias en situación de dificultad económica, a las que dada la falta de recursos públicos se las deriva a asociaciones asistenciales para que les suministren algunos alimentos que les permitan la subsistencia, la alcaldesa de Gerena y la trabajadora social de los servicios sociales piden a la familia que tengan paciencia y no se preocupen, que desde los servicios sociales “les vamos a ayudar como lo hemos hecho siempre”. ¿Cómo pueden decir que les van a ayudar como lo han hecho siempre, si están derivando a las familias a asociaciones asistenciales porque como reconocen, no disponen de suficientes recursos para atender el aumento de la demanda de los últimos años? ¿Por qué quieren ocultar que lo que realmente está sucediendo es que la situación de muchas familias en Gerena ha alcanzado unos límites insoportables y que son necesarias otras medidas adicionales a las meramente asistenciales?

 La actuación del gobierno que preside Margarita Gutiérrez y la trabajadora social de los “servicios sociales comunitarios” es cuando menos “inadecuada”, en cuanto al modelo de política social que se viene practicando desde el ayuntamiento de Gerena, basado exclusivamente en el asistencialismo y el control social. Es asistencial porque no considera a los usuarios como ciudadanos con derechos, sino como “beneficiarios de ayuda” y porque a la vez se sirve de esta “ayuda” para desactivar cualquier acción reivindicativa, cuando son conscientes que el problema de fondo es el desempleo y que este no se resuelve con una “ayuda”, sino con un plan de inversiones que garantice la estabilidad económica de las familias con menos recursos.  Sin embargo, resulta “llamativo” que sean las mismas empresas a las que el ayuntamiento de Gerena ha favorecido y a las que no ha exigido más contrapartidas como son CLC y el Esparragal, o a las que concede cuantiosas subvenciones como Aquasport, las que aparezcan en el programa de feria como patrocinadoras, cuando tenemos en Gerena más de mil parados y a doscientas familias que subsisten de la caridad.

Esto es una plaza.

Huertos Sociales: Cibernética de 2º Orden. José Juan del Valle Ramírez.

Para valorar la  oportunidad que supone para Gerena el proyecto de huertos sociales, requiere de un análisis del contexto social que facilite la comprensión de su  justificación en el momento actual y de cara al futuro. El principal problema que tiene Gerena en la actualidad es sin duda el paro, con más de mil personas sin trabajo y como consecuencia que más de cien familias se encuentran en riesgo de exclusión social. Las medidas que se han adoptado en el ámbito político no han logrado reducir el desempleo y “la brecha social” continúa creciendo. La estrategia de la Mesa por el Empleo no ha producido ningún cambio destacable y el programa de Emergencia Social resulta insuficiente para atender las necesidades de las familias con dificultades económicas. El impacto de esta situación se hace notar en el aumento del número  de familias que recurren a la asistencia social que proporcionan asociaciones locales y servicios sociales como la única vía de satisfacer escasamente la subsistencia. Sobre la acción asistencial hay que señalar que si bien a corto plazo puede servir como medida de urgencia, a largo plazo produce efectos de dependencia que afectan de forma perjudicial a la autoestima.

En tales circunstancias resulta vital para un amplio grupo de la población que se promuevan actividades de producción endógena, que faciliten por un lado el autoconsumo y por otro una economía informal que progresivamente tienda a la regulación. Esta es la única posibilidad real de generar actividades productivas a largo plazo, favoreciendo el flujo de relaciones que se establecen en los procesos de producción-consumo y que configuran el entretejido de redes sociales que fortalecen la cohesión grupal-comunitaria. De esta forma se estarían sentando las bases para la creación de un sistema económico local, que obtiene su ventaja comparativa en la reducción de costes de distribución y en la calidad que aporta la producción ecológica. Las posibilidades de que de esta economía de subsistencia surjan iniciativas empresariales o cooperativas dependen de múltiples variables, entre las que cabe destacar las variaciones socioeconónomicas y vías de financiación, pero también otras que están influenciadas por las representaciones sociales asociadas a la cultura y que afectan a dimensiones tan significativas como la edad, el género o el estrato social y de las que derivan las expectativas que condicionan el punto de partida de los beneficiarios  y del conjunto de la población.

Es por tanto imprescindible imbricar una amplia red de coordinación municipal de recursos humanos (técnicos, asociaciones, partidos, beneficiarios) y materiales (terrenos, instalaciones, financiación), en los se integren también sectores como los centros escolares y de salud, por su implicación directa en la promoción de medidas preventivas y de rehabilitación que inciden sobre el bienestar social.  Otros sectores que pueden agregarse a la red de coordinación pueden ser los pequeños propietarios agrarios y del comercio de la alimentación, en la medida que el sistema se consolida y adquiere la capacidad de aumentar, diversificar y especializar la producción. En definitiva lo que se propone es la creación de un sistema en proceso de complejidad creciente, que de forma continua incorpora información y que lo consigue por dos vías, la del aprendizaje permanente de los miembros participantes y la incorporación de otros nuevos y más cualificados para juntos culminar el amarre del mallazo productivo. En este sentido será fundamental por un lado la acción pedagógica del Trabajo Social Comunitario, la formación agro-ecológica y la metodología de la investigación-acción-participativa.

“¡Viva Chávez carajo!”. José Juan del Valle Ramírez.

Desde este lado del charco es difícil para mucha gente comprender lo que significa para los venezolanos la figura de Hugo Chávez, como lo viven y hasta qué extremo lo sienten. Se podría resumir en su apodo de candanga* (candela), que significa algo así como golpear, dar caña. Se podrían decir muchas cosas buenas de Chávez, de su pensamiento y su acción al frente de los sucesivos gobiernos, sus logros en política económica y social, pero por encima de todo, lo que realmente valoran sus seguidores, lo que este hombre representa para ellos, es su discurso revolucionario en el propio lenguaje del pueblo. Chávez dio voz al pueblo por primera vez en décadas, tal vez siglos, era el hombre que levantó su voz a favor de los olvidados, los desheredados de Venezuela y ese es su valor y su mérito más allá de sus éxitos en el gobierno. Para gran parte de los venezolanos, Chávez es el símbolo de la dignidad, la persona que se enfrentó y venció al poder de la oligarquía de Venezuela y los pitiyanquis de los partidos afines desde el techo de una humilde camioneta.  Para entender esto hay que remontarse a la campaña electoral de las elecciones presidenciales de 1998.

Cuando Chávez salió de la cárcel, para la mayoría de los venezolanos los sucesos de 1992 quedaban lejanos, pero retenían en su memoria la imagen de aquel soldado que años antes decía antes las cámaras de televisión sus famosas palabras de “los objetivos no se han conseguido…de momento”. Chávez había perdido su condición de soldado y sólo podía recurrir a la ayuda de unos cuantos amigos de los que sólo pudo obtener algo de dinero y una camioneta. Con estos pocos medios, se propone refundar la república de Venezuela, con más voluntad que recursos organiza un nuevo partido político, el Movimiento V República a partir de sus ideales del Socialismo Bolivariano. En poco tiempo logró sumar apoyos entre las filas del ejército, de organizaciones políticas de izquierdas, de movimientos sociales y sectores liberales que compartían la necesidad de cambio en el país. En las elecciones presidenciales de 1998, Chávez se lanza a la carretera y recorre Venezuela de punta a rabo, hasta el último rincón del país lleva su mensaje revolucionario, parando en cada pueblo y en cualquier sitio donde hubiese alguien dispuesto a escuchar sus proclamas desde lo alto de su camioneta.

Fue su discurso encendido y lleno de rabia contra las injusticias, la represión y la corrupción política que se vivían en su país, lo que sedujo a los venezolanos que por primera vez tenían delante a alguien que sentía y vivía como ellos, que les decía lo que necesitaban escuchar y que había demostrado su coraje y rebeldía al enfrentarse a la burguesía de Venezuela. Este fue Hugo Chávez, el héroe de los olvidados, un luchador infatigable, un revolucionario que no flaqueó ante los poderosos, los oligarcas, las multinacionales y el capitalismo mundial, que unió su destino al de su pueblo, para vivir como viven los que no tienen nada más que su orgullo de proletario y como se suele decir, la grandeza de un hombre que se mide por la talla de sus enemigos a los que Chávez no sólo tuvo el valor de enfrentarse sino a los que terminó venciendo. Hugo Chávez Frías, comandante de la revolución bolivariana, vivirá por siempre como tantos otros grandes hombres y mujeres, siendo un ejemplo de lucha por la justicia y la libertad de los pueblos oprimidos del mundo.

*Candanga es el seudónimo de Chávez utilizaba en su cuenta de twiter.