La identidad de un pueblo.

Todo asentamiento humano contiene una serie de características específicas que lo definen como tal, como son la geografía, la historia, la economía, la política, tradiciones y costumbres etc. que todas juntas configuran su cultura, su identidad de pueblo, de comunidad. Este concepto no es estático, sino dinámico, esta expuesto a las múltiples influencias tanto internas como externas de cambio, en virtud de sus propias interacciones. La identidad de un pueblo por tanto no se puede definir como esencia, sino como proceso, algo que está siempre en construcción. Existen otros factores que condicionan la identidad como son los desastres naturales (un terremoto, un incendio, un plaga),  la escasez de recursos (malas cosechas, falta de agua, agotamiento de los recursos) el cambio político por vías democráticas o violentas (golpe de Estado, guerra) o económicos la instalación de una gran industria o el crecimiento urbanístico. Los cambios que afectan a la identidad de un pueblo pueden ser de diverso tipo evolutivo y pueden ser sincrónicos (en un momento dado) o diacrónicos (a lo largo del tiempo). Podemos afirmar por tanto que existe por lo general una fuerte relación en el desarrollo de la identidad entre fenómenos exógenos y sincrónicos y fenómenos endógenos y diacrónicos. Es decir, los cambios que se producen en una comunidad son más rápidos y en un momento dado generalmente cuando son provocados por agentes externos y más lentos y a lo largo del tiempo cuando tienen su origen en la propia comunidad.

Tambien hay que considerar la identidad como una asimilación de valores y pautas de acción que adoptan las personas  y que los asumen como propios,  no como resultado de una denominación de origen o toponimia, sino como conciencia de pertenencia a dicha comunidad. En este sentido la identidad de un pueblo es un gran dinamizador de fuerzas en interacción empujando o frenando en distintas direcciones, en una relación dialéctica desde el interior y con el exterior que son las que van conformando la idea de conjunto, de sistema abierto y dinámico expuesto al juego de tensiones y conflictos, de intereses y expectativas que determinan la personalidad colectiva.

Foto: Gerena Verde.                                 Foto: Gerena Verde.

Hechas estas aclaraciones, la identidad no se pierde a pesar de los cambios, solo se transforma. Las personas siguen asumiendo su pertenencia a una comunidad determinada aunque esta haya cambiado totalmente. Este hecho no quiere decir que se produzca con la aceptación y conformidad de todos, muy al contrario como se dice anteriormente, muchas veces esos cambios son forzados y provocan el rechazo de parte de la población, aunque los asuman pacíficamente y con resignación. Obviamente los cambios terminan por asimilarse y acaban incorporándose a la identidad colectiva aunque sea sin agrado. En cualquier caso para la reflexión sobre  la identidad comunitaria existen factores de interés generalmente económico que determinan la orientación de los cambios, en el que los sectores sociales más  activos e  influyentes inciden para que estos se produzcan. Pero esto no quiere decir que sea lo ideal ni lo mejor para todos, es posible incluso que el cambio produzca mayores perjuicios que beneficios para la mayoría, pero esto ya es una cuestión de dinamización social comunitaria, de acceso a la información y de conciencia identitaria, para la conservación sin nostalgia de un pasado mejor, de una serie de aspectos que habían servido de señas de identidad y como resultado de procesos históricos labrados durante siglos. Aquí es donde la comunidad debe plantearse como definir su identidad y hasta donde aceptar los cambios.

About these ads

8 Respuestas a “La identidad de un pueblo.

  1. Son los mismos ciudadanos que construyen la identidad de su pueblo, por lo tanto en el caso de Jardines de Gerena ¿El pueblo no estaba de acuerdo, pero como habían interés económicos y personas muy influyentes en los sectores sociales se realizo Jardines de Gerena?

    ¿Hubo movilizaciones cuando comenzó el proyecto de JdG porque rompía con la ornamenta del pueblo?

    ¿Hay encuestas realizadas a las personas que viven en jardines de Gerena si se siente identificado con su pueblo y cuando digo con su pueblo, puede ser nativo o forastero que han elegido Gerena como el lugar donde quieren vivir, porque sus casas son diferentes al resto del pueblo?

    Como dice el post la identidad de un pueblo es un proceso siempre en construcción, creo que la identidad de un pueblo es muchos más que casa pintadas de blancos o calle adoquinadas, la identidad de un pueblo es su gente, sus valores, su sentido de solidaridad, compromiso y justicia social.

  2. José Juan del Valle Ramírez.

    Salud a tod@s.

    Hola Suna, interesantes preguntas y reflexiones.

    Efectivamente el desarrollo urbanístico ha sido uno de los factores de cambio identitario más fuerte que ha vivido la comunidad en su historia, por supuesto no es el único pero si uno de los más importantes.

    Sobre las dos primeras preguntas que planteas desconozco el grado de aceptación que el desarrollo urbanístico tuvo en la comunidad y ciertamente no hubo movilizaciones. Esto tiene una clara explicación relacionada con el inicio de tu primera pregunta, el desarrollo urbanístico es el resultado de intereses económicos y políticos donde la población no ha dispuesto de suficiente información y ha contado poco en su diseño y en los beneficios. Fue fácil engañar a la población con este tema como tambien se ha hecho con la instalación de la mina, con el pretexto del empleo, de la creación de riqueza etc. los mismos argumentos que a otros niveles del Estado se estaban utilizando para justificar la masacre que vendría después. Contra estos argumentos es difícil luchar ya que además del partido en el gobierno local vendiendo el desarrollo urbanístico como la solución a todos los problemas económicos y laborales de la comunidad, contaban con toda la propaganda mediática que tambien apoyaba el modelo de desarrollo y machacaba a la opinión pública diariamente con ese mismo discurso.

    Evidentemente en aquellos días en que comenzaba su andadura el proyecto de Jardines de Gerena existía en la población un total desconocimiento tanto del proyecto como de las consecuencias que traería este modelo de desarrollo. Por otro lado tampoco los propietarios de vivienda podían imaginar que la idílica urbanización que les estaban vendiendo iba a resultar un fraude y una estafa. Tanto propietarios de viviendas como los vecinos del pueblo suponían que todo se estaba haciendo correctamente y que de eso ya se encargaban los gobernantes que eran quienes habían negociado con la empresa las condiciones del proyecto, que incluían una serie de contrapartidas en suelo para viviendas sociales y otras infraestructuras públicas.

    El hecho de que las casas de Jardines de Gerena rompieran la continuidad estética del pueblo no provocó ninguna reacción en la comunidad, pero si creo que este hecho influye en los vecinos de la urbanización para que se sientan más o menos identificados con el pueblo, aunque por supuesto, las relaciones entre los vecinos del pueblo y de la urbanización, la interacción de ambos grupos tendrán mayor incidencia identitaria que el hecho estético de las casas efectivamente, pero es un detalle a tener en cuenta porque marca un hecho diferencial.

    Sobre la parte final de tu comentario, solo decirte que no existen unos aspectos que pesen más que otros en el desarrollo identitario, para ti por ejemplo son más importantes ciertos valores que aspectos arquitectónicos y urbanísticos. Pienso que están relacionados y mantener una serie de aspectos estéticos de la fisonomía del pueblo se relaciona fuertemente precisamente con los valores que tu expones, como la solidaridad, el compromiso y la Justicia Social, porque para proteger y mantener la estética del pueblo habría sido necesario otro modelo de desarrollo.

  3. No creo que la población fue engañada, más bien creo que a la población no le daba importancia si el proyecto de las casas de JdG rompía con la estética del pueblo.

    Pero entiendo tu postura y la comparto, creo que tendría que haber realizado otro modelo de desarrollo, el equipo de gobierno especulo con JdG, este proyecto no cubría las necesidades del pueblo en aquellos tiempos, solo buscaban beneficios para unos pocos y eso es evidente hoy en día. Todas las carencias que sufren los vecinos de JdG aun, sin ninguna respuesta concreta del ayuntamiento, ni una sola demanda contra la constructora que ejecuto este proyecto que desaparecen sin terminar los que estaba estipulado. Lo más grave en la aprobación de PGOU Inicial, construir casas nuevas cuando hay más de 500 casas vacías es una total aberración.

    Y sobre que todo va relacionado, los valores con los aspectos arquitectónicos y urbanísticos del pueblo, no estoy de acuerdo contigo para conservar la identidad de un pueblo.

    ¿Gerena perdió su identidad de pueblo cuando dejaron de hacer sus carreteras adoquinadas?

    ¿Gerena perdió su identidad de pueblo por la demolición del antiguo mercado de abasto?

    ¿Gerena perdió su identidad de pueblo por tener una mina?

    ¿Tú no te sientes identificado con Gerena a partir que se construyo la urbanización JdG?

    Yo me siento Gerenense con calle adoquinada o con carreteras más modernas, con casas blancas o de colores, con mina o sin mina, etc. y como dice este post es la “asimilación de valores y pautas de acción que adoptan las personas y las asumen como propias”. Son los valores de la población que le dan su identidad a un pueblo.

  4. José Juan del Valle Ramírez

    Salud a tod@s.

    Tienes razón, la mayoría de la población no da especial importancia al hecho diferencial que marca la estética de las viviendas, pero eso no quiere decir que no la tenga. La estética tiene una gran influencia en la conformación identitaria, tanto para los nuevos vecinos como para los que ya vivían aquí, ya que este aspecto contiene una gran carga simbólica sobre la noción de territorialidad, que en cierta medida dificulta la integración de los nuevos vecinos por las propias resistencias que activa la identidad y su relación con la estética urbanística. Por ponerte un ejemplo, ningún vecino de Gerena cuando habla con otro se refiere a su barrio en una conversación cotidiana para remarcar la diferencia, nadie dice “yo soy de…” sin embargo ahora es habitual decir “yo soy del pueblo y tu eres de la urbanización” o al revés, aunque habrá de todo como es de suponer.

    Sobre las preguntas que haces y como bien se aclara en el comentario de la entrada, la identidad no se pierde sólo cambia o se transforma (el matiz es importante). Por supuesto que seguimos siendo gerenenses aunque perdamos algunos elementos que habían conformado nuestras señas de identidad, también yo seguiré siendo yo aunque pierda un brazo o un ojo y me pongan uno ortopédico, pero obviamente mi identidad quedaría tocada, tanto en cantidad como calidad, seguiría siendo yo pero distinto. Explico el matiz, no es lo mismo que algo cambie o que se transforme. Gerena ha cambiado obviamente, pero no se ha transformado nada. Principalmente por una cuestión fundamental para que la transformación se produzca es necesario la participación de la comunidad en el proceso y evidentemente en Gerena estamos algo faltos de esto último.

    La identidad tiene una naturaleza estructural, es decir, es el resultado de la interacción de los componentes que la forman y de esa interacción nacen, crecen, se reproducen y mueren o se mantienen en el tiempo los valores que le dan sentido. Los valores son grandes dinamizadores sociales. Podemos mantener unos valores unidos a un modelo de desarrollo que incida en la honestidad, en el respeto y la dignidad de las personas, en el reparto del trabajo o la riqueza o podemos fomentar otros en la dirección contraria. Todavía los investigadores no se han puesto de acuerdo sobre que pesa más sobre otro o que viene antes, si los valores o el modelo de desarrollo. Desde mi humilde opinión el modelo de desarrollo influye de manera determinante sobre el cambio social y de valores y a la vez sobre la identidad colectiva. Probablemente hoy día en Gerena se asuman ciertos valores en perjuicio de otros y eso tiene una clara incidencia en la vida cotidiana, en las relaciones de los vecinos y las formas de entender la vida.

  5. Gerena está perdiendolo todo a pasos agigantados, y en nombre del progreso. Está perdiendo valor paisajístico, arquitectónico, medioambiental (agua, aire, tierra), biodiversidad, y sobre todo, participación ciudadana en los proyectos que afectan a su proyecto vital.

    Un saludo…

  6. Si Gerena esta perdiéndolo todo en nombre del progreso, pero como hacemos que eso cambie cuando la participación es nula, cuando los partidos políticos tanto el actual equipo de gobierno y los de la oposición no le interesa que la ciudadanía participe aunque quieran hacernos creer lo contrario.

    Característica de tipos de progreso le encajan muy bien con la actitud de todos los políticos actuales de Gerena sin distinción de partido.

    - El que reconoce abiertamente que actúa en su propio interés.

    - Aquellas personas que actúan en su propio interés pero intentan hacerte creer lo contrario.

    - El tipo de persona sería aquel que no sabe, o no quiere saber, que actúa en su propio interés, por eso siempre parece tan sincero en sus palabras o afirmaciones.

    En Gerena lo que se necesita es un progreso pero un “PROGRESO SOCIAL” que no es más que un movimiento en dirección a la meta del bienestar de todos y en armonía con el medioambiente.

  7. José Juan del Valle Ramírez.

    Salud a tod@s.

    Hola Joaquín y Orquídea, coincido con vuestros planteamientos y pienso que todo está relacionado.

    El hecho de que la sociedad en su conjunto deje de interesarse por los grandes temas de la política tiene como consecuencia que sean sólo unos cuantos los que lo hagan y además decidan por el resto. Si la comunidad en su conjunto participara más en cuestiones económicas, de empleo, de vivienda, salud pública etc. tal vez no se habría llegado a la situación actual y no estaríamos debatiendo sobre este asunto. Hay mucho escrito sobre Desarrollo Endógeno y Educación, pero aun así pienso que el tema es lo sumamente importante como para una nueva entrada y continuar debatiendo.

  8. Jardines de Gerena y otras zonas urbanizadas recientemente ha roto la estructura de pueblo tradicional que tenía Gerena, y que se había preservado hasta ese momento. El problema de fondo es el excesivo crecimiento de la población impuesto por la enorme cantidad de viviendas proyectadas y construidas, y que no eran necesarias para una previsión normal de crecimiento, aún contando con la llegada de nuevos vecinos. Aquí han jugado intereses especulativos, y no se ha tenido en cuenta que para que Gerena no perdiera su identidad, el crecimiento tanto de
    población como de viviendas debía hacerse progresivamente y con prudencia. Los nuevos vecinos de Jardines de Gerena y de otras zonas urbanizadas (bienvenidos sean), se verán diferentes por el proceso explicado. En este, como en muchos otros pueblos del entorno se conocía todo el mundo. Ahora, Gerena se ha convertido en uno más de los pueblos dormitorio de la periferia de Sevilla. Esto no era deseable para nadie.
    Tenemos un pueblo con zonas urbanizadas de forma impersonal, carentes del ambiente y la identidad que dan los siglos a los núcleos tradicionales.
    Creo que es lamentable, y que una ampliación de la zona urbana podía haberse hecho más lentamente y con criterios urbanísticos y de diseño arquitectónico respetuosos e integradores con el núcleo tradicional.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s